Concerto for Group and Orchestra (2012)

23 Dic

El último disco de ‘Concerto for Group and Orchestra’, estrenado el 28 de septiembre de 2012, es el testamento final de Jon. Se trata de una interpretación en estudio de su gloriosa obra estrenada en 1969 en el Royal Albert Hall bajo la batuta de Sir Malcolm Arnold. Es necesario recordar que el día después de su estreno y del éxito entre los fans de Deep Purple, la crítica “especializada” echó por tierra el trabajo de Lord calificando su obra como “abominable”, “espantosa”, “horrible”, “monstruosa”, “poco intelectual”, “indigna del Royal Albert Hall”, como se puede leer en recortes de prensa de la época.

Jon Lord Concerto 2012

Jon Lord Concerto 2012

Al igual que con La Flauta Mágica de Mozart hubo que esperar un tiempo antes de que la obra fuese bien recibida, con la obra de Jon Lord tuvieron que pasar 30 años para que el público en general y la crítica en particular, elogiaran la calidad de la misma.

Teniendo en cuenta todas las veces que se ha interpretado Concerto en los últimos años desde 1999, Jon tuvo la oportunidad de refinar aún más la partitura (perdida, o tal vez robada, en 1970 tras el concierto en Los Angeles), especialmente en lo que a orquesta se refiere, que no interfieren en absoluto con la integridad de la obra original.

En la grabación en vivo de 1969 y 1999 teníamos la sensación de tensión en los músicos, encontrando más fallos de tempo entre los miembros de la Royal Liverpool Philharmonic Orchestra que en Deep Purple. A pesar de ello, aquél concierto expresivo y apasionado marcó un antes y un después: fue la punta de lanza para la fusión entre el rock y la música clásica en vivo.

Los elementos divergentes más obvios de esta versión de estudio (2012) son las interpretaciones de la sección “Grupo”, con nuevos músicos y cantantes. Este aspecto supondrá una agradable sorpresa para algunos y una decepción para otros. Evidentemente no se puede comparar con el original de Deep Purple y su sonido vintage (pesado, oscuro, potente). En esta edición definitiva, el sonido del grupo es actual, ligero, brillante y con solos de guitarra y batería mucho más cortos. Además, en este disco definitivo el Hammond de Lord destaca sobre el resto.

Esa melodía radiante de clarinete que se nos ha hecho tan familiar nos hace sonreír porque sabemos que tras ella llega el cuerno inglés y las cuerdas aumentando la velocidad. Esperamos con impaciencia la entrada del grupo, y quizá nos decepcione. Brett Morgan a la batería está correcto, pero los nostálgicos echarán de menos el “sonido Paice”.

Darin Vasilev es el guitarrista del Primer Movimiento. A diferencia de Ritchie, el sonido del búlgaro es menos armónico, destila metal en un solo mucho más corto y, tal vez, fuera de lugar.

El Segundo Movimiento, que suele ser el favorito por la intervención de Gillan, tomando éste el rol principal del movimiento, está interpretado por Steve Balsamo y Kasia Laska (como venían haciendo en las giras del Concerto durante los últimos años con Lord) al unísono. Esta versión es menos jazz rock, más delicada, más limpia tras la producción y las voces toman prioridad sobre el entorno. Hablando claro: el apartado vocal suena a canción de película Disney.

El Tercer Movimiento, el más oscuro y potente, se mantiene muy bien en la parte orquestal y la guitarra de Morse se revela como la favorita de los tres movimientos. Lamentablemente, el solo de batería no pasa de ser un fugaz destello.

La grabación original de 1969 es un hito histórico y musical. La versión de 1999 fue un gran éxito, a pesar de la voz desgastada de Gillan. Esta versión definitiva y de estudio está, en opinión del que escribe, por debajo de las anteriores. Hablamos no ya de ejecución, sino de producción. Muchos consideran esta grabación como la mejor, pero es cuestión de gustos.

Sea como fuere, ‘Concerto for Group & Orchestra’ de Jon Lord continúa siendo una magnánima contribución a la música del siglo XX.

Contiene fragmentos traducidos del artículo de Vincent Budd

VALORACIÓN: 7/10

5 comentarios to “Concerto for Group and Orchestra (2012)”

  1. PABLOPURPURA 23 diciembre, 2012 a 3:15 PM #

    Es una buena nota con destilados detalles de la ejecución de los diversos instrumentos y reservo la opinion para luego de escucharlo con la suma atención que merece.Desde luego coincido con “concierto expresivo y apasionado marcó un antes y un después” del 69 y siempre aceptar las variaciones de cada época -che!!somos fanáticos de la mejor banda del mundo,con todas sus cavilaciones y variopintas fluctuaciones- respetemos al maestro JON y que no nos suceda como a esos giles que de “especializados”no tuvieron nada,reconociendo la obra tan luego.Desde Bs.As.un abrazo Purpleros

  2. CARLOS RUBIO S. 24 diciembre, 2012 a 1:23 AM #

    Tengo el LP vinyl de Concerto for Group & orchestra y la versión del CD del 69 y por supuesto la de 1999,tengo que escuchar la versión definitiva y obra póstuma de Jon Lord para poder una opinión,ya escuche extractos en you tube pero tengo que escucharlo completo . desde la Cd y Pto de Progreso de Castro Yucatán,México.

  3. Gigueson 24 diciembre, 2012 a 9:10 AM #

    El asunto es que un disco en estudio siempre suena más “limpio”.

    En mi opinión, la orquesta está genial, pero en la parte “eléctrica” sólo me gustó Steve Morse en el Tercer Movimiento.

    De la batería destacaría el sonido dulce y profundo del bombo. En 1969 el sonido del bombo era apenas perceptible.

    El Hammond de Lord destaca sobre el resto y, como siempre, es genial.

    Lo seguiré escuchando, y con el tiempo seguro que iré descubriendo nuevos matices.

    Gracias por vuestros comentarios y felices fiestas!

  4. Ricardo Raúl Bonfilio 4 enero, 2013 a 1:48 PM #

    Qué se puede añadir, nada, todo dicho: OBRA MAGNIFICA. Jon siempre está con nosotros.

  5. Cabaña Craze 3 mayo, 2014 a 4:54 PM #

    Muy bueno, mucha majestuosidad,luminosidad y limpieza en relación con el original de 1969, el original producto era más sucio y oscuro y, precisamente por ello, más encomiable. Este no es malo, al contrario es super bueno y me sigue gustando la genialidad de Jon Lord, la posteridad lo pondrá a lado de los grandes.
    Coincido con la crítica, muy lúcida, se nota la melomanía del autor.
    Voy a Cabaña María a escucharlo con el loco Zárate, el Javicho, el PP Jarra, el Arturo, el Alvaro, el Scooter y demás locos del rock’n’pisco. Salud! Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: