The nearly men of Purple

13 Sep

The nearly men of Purple es un artículo escrito por Martin Vengadesan en la sección “Música, Mitos y Leyendas” del diario malasio The Star Online. En él se hace una defensa de los miembros olvidados de Deep Purple: Rod Evans y Nick Simper. Los que estuvieron cerca del brillo púrpura. A continuación traduzco el artículo:

“Soy un gran fan de los pioneros del hard rock Deep Purple. La mayoría de fans te dirán que el grupo tuvo su momento álgido a principios de los ’70 con la formación clásica de Ian Gillan (voz), Ritchie Blackmore (guitarra), Jon Lord (teclados), Roger Glover (bajo) e Ian Paice (batería), y me inclino a pensar lo mismo. Álbums como In Rock (1970) y Machine Head (1972) fueron simplemente una parte revolucionaria del heavy rock de la época, mientras que Made in Japan (también en 1972) es una fantástica muestra de un grupo de primera.

Sin embargo, cualquiera que esté un poco familiarizado con la historia de Deep Purple te dirá que una de las cosas especiales y que los definió fue su eterna permanencia en lista. Por ejemplo, su primer éxito Hush fue el resultado de una formación distinta con el cantante Rod Evans y el bajista Nick Simper junto a Blackmore, Lord y Paice, al igual que increíbles temas como Burn y Soldier of Fortune presagiaron el futuro de Whitesnake de la mano de David Coverdale y Glenn Hughes.

Hay otros músicos que ocupan una nota al pie en la historia de Deep Purple, como el trágico Tommy Bolin (que murió de una sobredosis al poco tiempo de grabar su primer y único disco con Purple, Come Taste the Band) y el desafortunado Joe Lynn Turner (que sólo grabó un álbum durante una trifulca entre Blackmore y Gillan).

Pero me gustaría llamar la atención sobre Evans y Simper. La razón es que ambos formaron fascinantes e infravalorados grupos -Captain Beyond y Warhorse respectivamente- después de su salida forzada de Deep Purple por decisión de Blackmore, Lord y Paice.

La primera encarnación de Deep Purple fue una interesante mezcla de versiones rehechas, pretensiones clásicas y hard rock acompañado de órgano. Aunque parezca mentira, después de su salida, el nuevo grupo de Simper, Warhorse, continuaba con un sonido similar al de las canciones de los primeros años de Deep Purple como Mandrake Root que el amanerado Gillan [?!] hizo!.

El Warhorse de Simper [juego de palabras, siendo Warhorse “caballo de guerra” o “veterano”] estaba estructurado a través de las habilidades al órgano del tristemente ignorado Frank Wilson, junto a la cantante Ashley Holt, el guitarrista Ged Peck y el batería Mac Poole.

El homónimo primer disco de Warhorse salió a la venta en 1970 y contenía algunos temas devastadores como Burning, Vulture Blood y la taciturna y épica Solitude. Otras como Ritual sonaban realmente como los primeros discos de Deep Purple. Es por ello sorprendente que Warhorse fuera incapaz de forjarse en la escena musical junto a otros grupos de los ’70 como Led Zeppelin, Black Sabbath y, por su puesto, Deep Purple.

Después de un cambio de guitarristas (con Pete Parks reemplazando a Peck), Warhorse grabó otro disco llamado Red Sea (1972). Desde el ardiente Back in Time hasta el sentimental Sybilla, y aunque la pesada e instrumental  Mouthpiece era autoindulgente, no fue un álbum para estar avergonzado.

Desafortunadamente, los problemas con la discográfica y la deserción de Poole para irse al grupo de rock místico Gong, dejaron herido de muerte a Warhorse. […]

Lo mismo se puede decir de Rod Evans. Aunque nunca poseyó las pulmones y habilidad para los agudos de su sucesor Gillan, Evans tenía una peculiar y atractiva voz. Trabajó para formar un supergrupo transatlántico que, por algún motivo, nunca recibió la aclamación merecida.

Al pensar en los mimebros de Deep Purple, Iron Butterfly (guitarrista Rhino Reindhart y bajista Lee Dorman) y la Johnny Winter Band (batería Bobby Caldwell), supondría que Captain Beyond sería muy conocido, pero en realidad nunca llegó a nada.

Esto es especialmente triste porque el primer álbum de Captain Beyond fue una joya. Tiene un montón de riffs heavy bluseros, exhuberantes momentos acústicos, desquiciantes exploraciones espaciales, interludios jazzísticos y mucho más… todo esto rematado por la frescura de Evans, una imaginería lírica fantástica que impregna Dancing Madly Backwards, Mesmerization Eclipse y la suite Thousand Days of Yesterday. Un auténtico rgalo para los fans del hard rock, que por algún motivo también se quedó en nada.

[…]

La heavy wah-wah Evil Men y la poderosa balada Starglow Energy fueron buenas canciones que no siguieron los standards del momento, y no pasó mucho tiempo para que Evans abandonara para comenzar una carrera en solitario. En 1980 lideró un falso Deep Purple y ¡acabó perdiendo sus contratos para sus tres primeros álbumes!

Evans y Simper pueden ser los hombres olvidados, pero hay mucho jugo en los caminos que tomaron tras Deep Purple.

Martin Vengadesan, amante de la música y aficionado a la Hisoria, combina sus dos pasiones en su columna quincenal. Si quieres que investigue alguna historia, escríbele.”

El artículo está redactado en un inglés siniestramente enrevesado. Estos malayos…

Fuente original…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: